Mesclat, alias “masclet”

AVISO: Hamburguesería cerrada… ¿crónica de una muerte anunciada?

La polvora se moja en la hamburguesería Mesclat de Valencia

Introducción

Después de mi esperado debut en Foster´s, la “peñita guapa” se propuso una quedada obligatoria a modo de apertura oficial de nuestro distinguido grupo gastronómico Critics, que tantos buenos y golosos momentos nos va a hacer pasar en el futuro, y por supuesto, como la tradicional cena de navidad entre “compadres”, que marcan a fuego las amistades más verdaderas.

Ante un apetito insaciable y una buena noche por delante (ya sabéis: comer, tajar y festi-destroyer máxima in da house), el grupo decidió desembarcar cuales vikingos hambrientos en uno de los restaurantes con mejor fama de hamburguesas “gourmet” de la capi. Como diría tito Mou: un restaurante TOP, alojado en el pintoresco Barrio del Carmen, justo detrás de la historia valenciana hecha monumento: las Torres de Quart. Evidentemente la estampa es atractiva y tentadora, pero otro gallo cantaría al salir del lugar del crimen. Sí señores, un crimen burdo y a sangre fría… que “nos han matao” las hamburguesas como Rita “nos ha destrozao y pisoteao” el valencià… Que yo sepa las Fallas quedaban en ese momento lejos, pero aquí se nos adelantaron y nos endosaron un petardo en toda regla… UN SEÑOR MASCLET DE 1000.

Pero vayamos por partes.

Cervezas

Ya sentados, y con frías pintas de cerveza adornando nuestra mesa (tras el consabido tercio inicial de rigor), los comensales allí reunidos recibieron su “premio” (ironía, todos sabemos que realmente recibimos nuestro merecido). Critics no se fue de allí con buena cara, que se sepa, que no quiero dar lugar a malentendidos, aunque por lo menos conseguimos irnos “achispaetes”. Pues eso, que llegaron las hamburguesas, y la fiesta se acabó.

Entrantes

Como veréis, ni he mencionado los entrantes. Ni falta que hacía.

Nachos

Los nachos, acompañados de guacamole y queso fundido, parecían hechos del mismo acero con el que se forjan las estrellas ninja o las mismísimas katanas de Hattori Hanzo (Kill Bill) atravesando nuestras gargantas… mis dientes agradecieron que el cuenco quedara vacío.

Rollitos de Roast Beed

Los Rollitos de Roast Beef, muy ricos, con una salsa muy gustosa y moderna. El “pero” viene de la cantidad, pues 8 tíos hechos y derechos necesitan algo más que dos cortaditas por cabeza de un roll que entero no llegaría a los 15 cm de longitud…estírense caballeros.

No voy a menospreciar la gran variedad de la que gozas en materia “hamburguesil” en el Masclet, perdón, en el Mesclat. Ahí tus ojos se ponen las botas (más que tú desde luego…). Desde el pan (los hay de trigo blanco, rústico, negro y sin glúten), pasando por numerosos ingredientes, el tipo de queso y, “of course”, la carne que vas a degustar (hay 8 tipos de carnes para elaborar tu hamburguesa), son susceptibles de ser elegidas por el comensal a su gusto, con un mínimo de 4 ingredientes base (en la lista aparecen verduras, carnes, quesos, foie y huevo frito), sabiendo que todo aquello que pongas de más (hacedme caso: cuanto más le pongas más hamburguesa parecerá) lo pagarás a un precio adicional ínfimo de 20 céntimos.

plato con la hamburguesa de mesclat

Ese bacon me está hablando…

 

Aquí lo que realmente se va a menospreciar es la calidad. Al lío.

Burguer

Siguiendo mi instinto, me decidí a probar algo distinto a lo que pedí en mi anterior y única visita al lugar, aun sabiendo que sería complicado igualar el batiburrillo de sensaciones extracorporales que me hizo sentir EL MASCLET aquella vez (puedo decir que el día que me “desvirgué” salí contentísimo).

Black Angus personalizada (Ir a la crítica de MeatLover para leerla)

Esta es la crítica que hizo mi compañero de otra hamburguesa de Mesclat.

hamburguesería mesclat

Burguer de Pollo campero personalizada

Para la hamburguesa tiré de POLLO CAMPERO, carne de mucho sabor que en su punto hará disfrutar a más de uno. Hay que hacer notar la increíble disminución en el tamaño estándar de la hamburguesa, tanto en alzado, como en planta y perfil. La verdad que el tamaño de la hamburguesa en sí (con todo incluido) dejaba mucho que desear si ya habías pisado tierra “mesclatera” en otra ocasión…no sé qué han hecho, pero pedimos a gritos que vuelvan a lo que un día no muy lejano fueron (¿cambio de dueños?).

Con los ingredientes vislumbré el camino del Señor, como una senda directa hacia el orgasmo culinario que se me avecinaba. Mi boca ya hacía aguas. Mi lengua aleteaba. Sólo de pensar en todas las combinaciones posibles para vestir mi pobre hamburguesa mis ojos se perdían entre las montañas de Cuenca. Mi mezcla ganadora fue: RÚCULA, BACON, queso CHEDDAR y FOIE. Al ver mi hamburguesa me vinieron sudores… sudores fríos.

La rúcula, dándole ese toque vegetariano, me dejó totalmente indiferente. Iba acompañada de Foie, así que su misión era pasar totalmente desapercibida. El Cheddar como lo que tiene que ser, un queso con sabor, metido de lleno como “suavizante” de la mezcla de sabores. Por otro lado, me las vi tiesas con una loncha larga de Bacon (del malo), medio viva (crudita crudita), con un color carne brillante que queda retratado en las fotos, y que me hacía pensar cómo mi cuerpo iba a digerir ese típico plastiquillo separa-lonchas que va pegado al Bacon con las que vienen en los envases en cualquier supermercado. Sentí tristeza.

En la búsqueda del Foie Perdido

Así que toda mi atención se centró en lo que yo voy a llamar En la búsqueda del Foie Perdido. Mi medallón, pegote, cortadita de Foie no existía. Tardé unos minutos en descifrar qué le había ocurrido a mi ingrediente principal de la hamburguesa, como un juego planteado por el cocinero en plan “¿Dónde está Wally?”. Desde luego que yo abría mi hamburguesa y tras analizarla un rato no veía ese medallón de Foie coronando la carne con queso. Pensaba: igual está entre las hojas de rúcula…, quizá estos “lumbreras” lo han metido bajo la hamburguesa y se ha aplastado contra el pan por el peso de ésta… WTF!!!

El caso es que desistí (vi que mis compis gozaban de “trozacos” de foie presentes y yo no quería ser menos) y le dije a la camarera que me pusiera foie, que se les había olvidado, pero ella amablemente dio con la única solución posible, en la que yo no había caído (se me llegó a ocurrir incluso que se trataba de un foie espiritual e invisible, que escapaba del ojo y de la razón humana… que el foie se encontraba dentro de mí, en mi interior… que yacía en mi corazón). Resulta que los muy cachondos habían colocado el foie debajo del queso cheddar, que al fundirse hizo lo propio con éste… joder qué tíos más majos y “enrevesaos”. Y qué agarraos, ostia. No puede ser que “vayas de Gourmet” y hagas memeces como esta con los ingredientes. De juzgado de guardia. Mi hamburguesa se quedó hecha un trapo sucio, mi ingrediente principal brillaba por su ausencia. Aquí reside mi mayor decepción.

burguer con chedar

Where is the Fuaaaaaa?? WTF

 

Para terminar daré la nota positiva de la noche: el pan rústico. Menuda gozada disfrutar de un pan con esa textura, ese sabor, “duro” por fuera, pero a la temperatura perfecta lo vuelve tierno por dentro y es una exquisitez para darle cobijo a tu hamburguesa. Recomendable, y a la vez lamentable que el pan sea lo más reseñable de mi cena. Todo dicho.

burguer mesclat con rúcula

Conclusión

¿Mi conclusión?: Señores del Mesclat… “PAN PARA HOY Y HAMBRE PARA MAÑANA”.

Senyor pirotècnic, pot començar la Mascletà.

¡Muchas gracias y un saludo amigos!

Victor zampando hamburguesa de mesclat

Información adicional:

Google+: Ir a la página de Google+
Teléfono: 963 06 58 52
Horario: L,M,X Noche; J,V,S,D Medio día y noche

Cómo llegar a Mesclat

Críticas relacionadas

Belmondo

Belmondo


Belmondo

Crítica de Belmondo Hamburguesería Belmondo La crítica es sobre la hamburguesería Belmondo. Hace poco descubrí con unos amigos de derecho una hamburguesería que nunca había probado: Belmondo, hamburguesas con bombín en la calle Ciscar 56. Y menudo descubrimiento!! Hamburguesas Como no...

Burger Beer

Burger Beer


Burger Beer

Hamburguesería Burger Beer Continuando con mi búsqueda de la mejor hamburguesa de Valencia y después de muchas búsquedas por internet para ir a una buena hamburguesería que ninguno de mis compañeros haya visitado, fui a parar a BURGER BEER. Como su nombre indica sus especialidades son las...

The Fitzgerald

The Fitzgerald


The Fitzgerald

Hace tiempo que quería ir a esta hamburguesería tipo americana que se encuentra en Torrente y hace unos días decidí ir con un par de amigos para ver que tal. The fitzgerald Llame un par de días antes de ir pero me dijeron que no admitían reservas ya que es tipo Burguer King o Mcdonald's...

Portland Ale House

Portland Ale House


Portland Ale House

Portland Ale House Restaurante: Hoy voy a centrarme en uno que descubrí hace un tiempo gracias a un amigo que lo pisaba para ver la Superbowl y comer Nachos. Pero no, Portland Ale House es mucho más que eso. En estos tiempos donde las hamburgueserías gourmet están de moda, parece que nos...

La Mburguesa

La Mburguesa


La Mburguesa

Hamburguesería La Mburguesa Introducción Después de un tiempo en Madrid junto a Meatlover, disfrutando de las mejores Burguers del lugar como La Vaca Picada o Goyko Grill, me metí en el coche camino a Godella. Y tú dirás, a qué santo te vas tú un miércoles por la noche a Godella a comerte...

Onion Burger Studio

Onion Burger Studio


Onion Burger Studio

Crítica de la Hamburguesaría Onion Introducción Hola a todos, vengo a escribiros mi primera crítica gastronómica relacionada con un local de hamburguesas. Esta vez se trata de ONION Burger Studio. Un restaurante situado en el centro de Valencia el cual considero excelente para ir a comer entre...

5 Comentarios

  1. Juan Noviembre 27, 2015
    Responder

    Tus valoraciones tendrían más sentido y validez si te guardaras ciertos comentarios o comparaciones que no tienen NADA que ver con lo que esperamos leer. Alusiones a Rita, expresiones sin nivel como “festi-destroyer” o tan manidas como “salimos del lugar del crimen”, y algunos intentos -fallidos, debo decir- de aparentar habilidad narrativa (“la historia hecha monumento”), restan muchos enteros a tu credibilidad. Otros compañeros de esta misma página escriben de forma más correcta, dicen que se les cae la baba por tal cosa o que es una gozada tal otra, pero no necesitan hablar de orgasmo culinario o de lenguas que aletean. Vengo de leer tu otra valoración del Foster (donde sobran frases como “dicen que es de vacuno”, o “lo que cojones fuera eso”) y he leído ésta para ver si me había hecho una idea equivocada de ti o, simplemente, has ido cogiendo carrerilla en un… personal estilo de escribir. Muy mal. Mi crítica para ti: un 1 sobre 5.

    • V
      V Diciembre 25, 2015
      Responder

      Querido Juan.
      En primer lugar quiero agradecerte tu aportación y punto de vista, uno no se ganará su reputación y estatus sólo con palabras bonitas, hay que saber lidiar con todo tipo de críticas en este mundo donde reina la libertad de expresión. Así que acepto tu pensamiento, pero no lo comparto, y si vas a querer seguir leyéndome, vas a tener que ser tú el que acepte mi forma de escribir porque, nada más lejos de la realidad, va de la mano con mi forma de ser. Aquellos que me conocen lo saben bien.

    • V
      V Diciembre 25, 2015
      Responder

      Por suerte, en esta tremenda alianza de críticos jóvenes sin escrúpulos existe una extensa variedad de registros, opiniones, enfoques, maneras de transmitir al público, y por encima de todo, de gustos… algo totalmente lógico siendo tantos como somos. Los hay más comedidos y elegantes, otros son más arriesgados y atrevidos, pues aquí todo funciona según la forma de ser del crítico, y que cada palo aguante su vela.

    • V
      V Diciembre 25, 2015
      Responder

      Yo, como habrás visto, escribo siguiendo un estilo desenfadado, espontáneo, entretenido y lenguaraz, incluso cómico, dejando claro lo que pienso sin pelos en la lengua, y con mucho orgullo te comunico que va a seguir siendo así, PORQUE ES MI ESTILO. De esto se trata en el fondo amigo mío, de tener una amplia variedad de estilos para que lectores como tú puedan terminar identificándose con alguno(s) de nosotros, con nuestra forma de expresarnos y de transmitir, porque siempre te van a gustar unos más que otros.
      Desde aquí te animo a que respetes el trabajo de los demás, y consigas encontrar entre mis compañeros (todos unos craks) a aquel que te divierta y te “llene”, y por supuesto, que no dejes de proporcionarnos tus opiniones.

    • V
      V Diciembre 25, 2015
      Responder

      En cuanto a las referencias a mis habilidades narrativas y demás sandeces que escribes solamente para desprestigiar, haré caso omiso de ellas. LA CREDIBILIDAD SE LA GANA CADA UNO ESCRIBIENDO CON SU ESTILO PROPIO, Y SOBRETODO CREYENDO EN LO QUE SE HACE. Me gusta salirme de la partitura y soy políticamente incorrecto… ¿y qué? Soy justo con mis ideas, no voy a alabar nunca al que no lo merezca, ni voy a ir pasando como la parca, destripando a los moribundos. Habrá a quien no le gustará lo que lea, otros a los que sí, y a otros les encantará. Fiel a mis principios siempre, así soy feliz.

      ¡Un saludo cordial!

Deja un comentario